24 Junio 2020

La incertidumbre de los vendedores ambulantes

Posted in Economía, Otras ciudades

La incertidumbre de los vendedores ambulantes

El  pasado 25 de marzo comenzó la cuarentena en todo el territorio colombiano.Un reto que debía asumir el país para evitar que el número de contagiados por coronavirus se disparara. En Facatativá, municipio de Cundinamarca, se presenta preocupación por la gran cantidad de vendedores informales. 

Por: Erika Cubillos
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Marta Ortiz es una vendedora informal de 52 años, como costumbre sale a vender las famosas “burbujas de jabón” en el Parque Principal del municipio, cuenta qué es lo único que sabe hacer y que reinventarse es imposible en su caso, debido a que no cuenta con ningún apoyo económico para obtener ingresos. “El alcalde no da la cara, ni soluciones y mucho menos mercados, por más que uno quiera es difícil quedarse en casa, los gastos no dan espera, pagar arriendo está en mis cuentas, soy madre cabeza de familia y mis hijos necesitan comer”, aseguró.

Luz Dary Correa también afronta esta dura situación, antes de la pandemia vendía en los parques de Facatativá Bonice y Popetas, explica que el inconveniente cada vez es más de arduo de afrontar, tenía que vivir del diario y  ahora se ve en una profunda incertidumbre. “Yo nunca me imaginé esto, no tengo nada de ayudas, el gobierno nunca nos dice nada y si uno saca su puesto para vender algo, llega la policía y nos dice que nos va a poner una multa”, afirmó.

Juan Carlos Méndez vendía hace unos meses artículos para el hogar en el parque Santa Rita, debido al Covid-19 ha tenido que empezar a vender tapabocas y guantes, sabe que se expone a una multa, pero aclara que debe hacerlo para mantener a sus tres hijos. “Uno debe buscar el dinero, cuando la policía va llegando, hay que empacar todo y salir a correr porque pagar una multa es muy costoso” señaló. 

Desde otra perspectiva la secretaría de Gobierno y Espacio Público señaló que: “Se están brindando las medidas correspondientes para dar una solución rápida. Facatativá continuará con operativos de control con el fin de proporcionar un espacio público adecuado a todos los habitantes y de la misma manera adecuar sitios propicios para los trabajadores informales”.

Carlos Muñoz, abogado y defensor de derechos humanosPor su parte el abogado y defensor de los derechos humanos, Wilmar Alexander Muñoz, estuvo presente el pasado jueves y viernes 18 y 19 de junio al frente de la Alcaldía Municipal para exigir alguna respuesta frente a esta problemática.

Indicó que los trabajadores informales expresan su zozobra tratando de buscar un medio para trabajar. “La angustiante situación es porque parte de los trabajadores ya son de la tercera edad, el Gobierno colombiano colocó la medida de que esta población no podía salir de sus casas, pero tampoco pueden trabajar para sostenerse, dependen de ellos mismos. Hay un alto estado de necesidad, la idea es tratar de visualizar esta problemática. Se han llenado listados, pero no pasa nada más.” mencionó. 

La idea es garantizar un plan básico alimentario de la población vulnerable. El abogado Muñoz enuncia que: “La gente se queja porque está recibiendo un pequeño mercado cada mes y medio, así es muy difícil pagar los servicios públicos o arriendo”.

Es importante señalar que el pasado 11 de mayo en el mismo ejercicio, una defensora de derechos humanos lideraza de este municipio  fue retenida por orden del Capitán de la Policía, Óscar Hernández,. Los habitante del municipio cundinamarqués y los defensores de derechos humanos están esperando las respectivas investigaciones para que se realice una sanción frente a este lamentable hecho.

Compartir esta página